¡Ya se respira la Navidad! Nochebuenas invaden camellones del Paseo de la Reforma

¡Ya se respira la Navidad! Nochebuenas invaden camellones del Paseo de la Reforma

¡Así amaneció el paseo de la reforma!

¡Ya huele a ponche, tamalitos, bacalao y romeritos! Este viernes, el Paseo de la Reforma amaneció con una nueva imagen y se trata de las Nochebuenas, que nos indican el inicio de la temporada navideña.

Te puede interesar: Lánzate a la Navidad Medieval Encantada en la CDMX: Mercadillo, combate de caballeros, música y danza

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE), inició la plantación de 245 mil flores de nochebuena como parte de las fiestas decembrinas en siete vialidades de la Red Vial Primaria, ubicadas en las Alcaldías Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Tlalpan y Venustiano Carranza.

Las nochebuenas las podrás ver en camellones de las siguientes vialidades primarias: Avenida Paseo de la Reforma, Canal de Miramontes, Viaducto Río Becerra, Periférico Sur, Eje 6 Sur, Avenida Chapultepec, Avenida 8, así como en el Sendero Seguro Renato Leduc, con lo que se cubren en total 32.26 kilómetros.

En esta ocasión, fueron 374 trabajadores (224 hombres y 150 mujeres) los que se encargaron de la plantación de las nochebuenas.

Estás plantas tan representativas de las fiestas decembrinas, provienen de viveros de la Alcaldía Xochimilco, cuyos productores desde comienzo del año, planean el cultivo de la planta para asegurar su abastecimiento en las cantidades y tiempos requeridos en la temporada de fin de año.

La Flor de Nochebuena, una especie nativa del país

Esta planta de la nochebuena es usada en México, América Latina y en muchos países del mundo en las tradicionales fiestas navideñas. Se trata de una especie nativa del país y es una de las plantas ornamentales más icónicas y una contribución de México a la horticultura del mundo.

Esta flor es muy atractiva por sus grandes hojas rojas, que muchas veces son confundidas con pétalos, pero en realidad son brácteas rojas, hojas modificadas, cuya función es atraer a los polinizadores y proteger a las pequeñas flores de color amarillo que se ubican en el centro de la planta. Los mexicas la llamaban cuetlaxóchitl, que en náhuatl significa “flor que se marchita” o ‘flor de pétalos de cuero’, y extraían los pigmentos rojos de esta planta para teñir textiles y el látex o savia lechosa se utilizaba como medicina para curar fiebres.