Primera cerveza artesanal mexicana creada con agua de mar; A la venta en Febrero

Primera cerveza artesanal mexicana creada con agua de mar; A la venta en Febrero

La producción prevista para febrero de 2020, sería de alrededor de cien litros al mes de cada estilo equivalentes a 23 cajas con 12 botellas cada una.

Cristina Zenyaze Ramírez Pérez, es la creadora de esta cerveza artesanal mexicana y cuenta con la particularidad de haber sido elaborada con agua de mar.

Egresada como Ingeniera en alimentos por la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), planea el lanzamiento al mercado de esta nueva bebida para el próximo mes de febrero. Sus estillos Porter, con sabor a chocolate amargo y café, y Pale Ale, con notas acarameladas y aroma afrutado.

Dragón Azul estará saliendo a la venta en Febrero

El proyecto -en etapa de prototipo- surgió durante el viaje de la universitaria a Chile, gracias a un intercambio estudiantil. Fue aquí que tuvo un acercamiento a la cultura de la elaboración artesanal, por lo que al terminar la licenciatura, realizó practicas profesionales en una compañía industrial y, al conocer el proceso de fabricación, «me percaté de las posibilidades de diseñar una marca propia a partir de agua de mar como diferenciador, una idea que estructuré hasta concebir Dragón azul»

Sin embargo, la manufactura con un recurso marino, no da como resultado un producto salado, ya que se desaliniza, purifica y extrae de las profundidades del Océano Pacífico, por lo que es apto para el consumo humano, en particular al tratarse de agua dura rica en minerales, intensifican las notas de sabor y aroma.

Cristina detalló, que la mayoría de las cervezas que se comercializan son de baja calidad, en virtud de que el principal interés que priva en ese sector industrial es cumplir con los volúmenes requeridos de producción, en detrimento de los estándares de excelencia, sin contar con que en general llevan conservadores y son pasteurizadas, lo que las hace perder o disminuir sus características organolépticas de sabor, aroma y color. En contraste, la artesanal contiene maltas base y especiales, así como gran cantidad de lúpulo que la dota de aroma y amargor.

Tan refrescante como el mar

Otro problema que pudo observar es que en este ramo «todos hacen lo mismo», la mayoría aplica cambios o mejoras en tres de los cuatro ingredientes fundamentales: malta, lúpulo y levadura, pero ningún da interés suficiente al cuarto elemento: el agua, el cual es prioritario por constituir el 95% de la bebida.

En el procesamiento de Dragón Azul, cuyo eslogan es Tan refrescante como el mar se cuidan cada detalle de los ingredientes, esto da como resultado un sabor único que, al generar una experiencia sensorial, invita a sumarse al conocimiento sobre este campo.

Porter será uno de los dos estilos con los que contará esta nueva bebida, este estilo cuento con un porcentaje de alcohol de seis por ciento y una unidad internacional de amargo (IBU) de 24, lo que la hace moderadamente amargo; mantiene una presencia de maltas tostadas, con notas sabor chocolate amargo y café, y se caracteriza por una tonalidad oscura.

Por otro lado, el tipo Pale Ale, contiene un porcentaje de alcohol de nueve por ciento y una IBU de 30; detenta un color dorado a cobrizo con notas acarameladas y preserva un aroma afrutado.

La producción –en una primera fase, prevista para febrero de 2020– sería de alrededor de cien litros al mes de cada estilo equivalentes a 23 cajas con 12 botellas cada una para su distribución en establecimientos de zonas con niveles socioeconómicos medio o alto, ya que el precio será necesariamente más elevado: de entre 70 y cien pesos, por unidad.

Con información de Unam Global