Podrías estar envejeciendo más rápido por la luz azul que emanan tus dispositivos

Podrías estar envejeciendo más rápido por la luz azul que emanan tus dispositivos

La exposición prolongada a está luz aun si no brilla en tus ojos podría estar haciendo que te hagas «abuelito» más pronto.

La luz azul que emanan el teléfono, la computadora y accesorios domésticos podría estar afectando tu longevidad.

Los humanos podemos ver un espectro estrecho de luz que va del rojo al violeta. Las longitudes de onda más cortas aparecen en azul y las más largas aparecen en rojo. La luz azul tiene una longitud de onda muy pequeña y produce una mayor cantidad de energía.

La luz azul está por todos lados. Es producida naturalmente por el sol (entre otros tipos de luz) pero nunca nos quedamos viendo fijamente al sol ¿Cierto? Está luz es utilizada por nuestro organismo para regular los ciclos de sueño (ritmos circadianos), también interviene en nuestro estado de ánimo y en otros factores biológicos. Por supuesto que es importante. Sin embargo, la luz artificial la podemos encontrar en todo tipo de dispositivos electrónicos, como el teléfono o la computadora que estas utilizando para leer esta nota. Básicamente estamos viviendo en un mundo lleno de luz azul.

La Universidad Estatal de Oregón (OSU) realizó una investigación donde sugiere que las longitudes de onda azules producidas por los diodos emisores de luz dañan las células del cerebro y las retinas.

El estudio publicado en Aging and Mechanisms of Disease involucró la experimentación en un organismo comúnmente utilizado, Drosophila melanogaster.

La investigadora Jaga Giebultowicz de la Facultad de Ciencias de la OSU, quien estudia relojes biológicos, dirigió una colaboración de investigación que examinó como las moscas respondían a la exposición de 12 horas diarias a la luz LED azul y descubrió que esta luz aceleraba el envejecimiento.

Las moscas sometidas a ciclos diarios de 12 horas a la luz y 12 horas en la oscuridad tuvieron vidas más cortas en comparación con las moscas mantenidas en la oscuridad total o aquellas mantenidas en la luz con las longitudes de onda azules filtradas. Las moscas que se expusieron a la luz azul mostraban daños en las células de la retina, neuronas cerebrales y tuvieron una alteración de la locomoción.

Mientras siguen las investigaciones, las personas pueden hacer algunas cosas para evitar envejecer rápidamente gracias a la luz azul de sus dispositivos. Una de ellas es no sentarte durante horas en la oscuridad al usar este tipo de aparatos electrónicos. El daño puede ser mayor sobre los ojos cuando estás en un entorno oscuro. Evita usarlo por la noche.

Y si realmente deseas utilizarlo antes de dormir, utiliza el «Modo nocturno» que ya incluyen la mayoría de los dispositivos, el cual filtra la luz azul. También puedes hacer uso de anteojos con lentes de color ámbar, que filarán la luz azul y protegerán tus retinas… y tu juventud.

Con información de UNAM Global