Parque La Hormiga: el tesoro escondido del Bosque de Chapultepec

Parque La Hormiga: el tesoro escondido del Bosque de Chapultepec

Este parque ofrece juegos completamente diferentes a los que existen en otros parques tradicionales.

En el Bosque de Chapultepec hay muchas cosas qué hacer, sin embargo, hay un sitio que aún digamos es uno de esos tesoros escondidos sobre todo para los más pequeños, hablamos del parque infantil La Hormiga, un espacio en el que podrán echar a volar la imaginación con atractivos juegos de escalada, basados en sistemas de cuerdas recubiertas y entrelazadas.

La Hormiga, que hace 16 años dejó de ser parte de la Residencia Oficial de Los Pinos, es un espacio de áreas verdes que permite la recreación de niñas y niños de 6 a 12 años, quienes deberán estar acompañados de familiares y podrán jugar, correr y tener un acercamiento directo con la naturaleza.

El parque está situado en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec y permite a los pequeños gastar energía mediante tres islas de juego, con tubos y cuerdas, dos tirolesas y dos zonas de llantas que operan como columpio-cama.

Es un parque enrejado y por cuestiones de seguridad el ingreso se limita a adultos que no vayan acompañados de menores de edad. Su acceso más cercano es por la Puerta Quebradora. 

Solo cuenta con una entrada-salida y permite a los padres estar pendientes de la seguridad de sus hijos, sumado a que en este sitio se cuenta con una enfermería para brindar primeros auxilios.

Además ofrece una zona de hamacas para que los visitantes puedan pasar una tarde agradable, mientras los hijos, nietos o sobrinos juegan y se divierten.

El año pasado, La Hormiga registró un promedio de 60 mil visitantes y una de las actividades que ha contribuido a que este parque sea el más visitado es por la actividad adicional que ofrece con el cuenta cuentos que se presenta de manera mensual con el apoyo de la casa editorial Porrúa.

Edgar A
EDITOR
PROFILE