No más cinturonazos ni chanclazos: Senado los prohíbe como forma de castigo

No más cinturonazos ni chanclazos: Senado los prohíbe como forma de castigo

Los efectos nocivos de estos castigos se manifiestan de diferentes maneras, en dimensiones cognitivas, emocionales, conductuales y físicas.

Sí, sabemos que a ti te educaron a ‘cinturonazos’, ‘chanclazos’, ‘jalones de pelo’ y ‘pellizcos’ y no tienes ningún trauma, pero eso no significa que este bien.

Es por eso que este miércoles, el Pleno del Senado de la República avaló reformar dos instrumentos legales con los cuales se prohíbe cualquier tipo de violencia física como método correctivo o disciplinario para niños, niñas y adolescentes.

Por lo que, cualquier castigo corporal o humillante como lo son los ‘chanclazos’ que te lanzaba tu mamá o el ‘cinturonazo’ que te daba tu papá luego de llegar de trabajar, ahora estarán prohibidos con el objetivo de proteger el derecho una vida sin violencia de los menores.

De acuerdo al dictamen, los efectos nocivos de estos castigos se manifiestan de diferentes maneras, en dimensiones cognitivas, emocionales, conductuales y físicas en el desarrollo de los menores.

De acuerdo a cifras oficiales, el castigo corporal en México es preocupantemente alto.

Este dictamen fue turnado a la Cámara de Diputados para su votación.