No habrá momento adecuado para regresar a la cotidianidad: Experto de la UNAM

No habrá momento adecuado para regresar a la cotidianidad: Experto de la UNAM

Por ahora, la apuesta es desarrollar medicamentos efectivos y, con el tiempo, contar con una vacuna.

El nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) sigue y seguirá presente en nuestras vidas, por lo que de acuerdo a un experto de la UNAM, no habrá un momento apropiado para regresar a nuestras actividades cotidianas. «Nuestro futuro estará asociado a la COVID-19 indefinidamente y lo mejor que tenemos en el horizonte es una vacuna», así lo afirmó Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM.

El camino por delante es largo y complicado, habrá rebrotes epidémicos y además, la mayoría de la población no ha estado infectada por el virus, por lo cual no cuentan con ninguna defensa, así que estaremos expuestos, dijo al participar en el ciclo de conferencias virtuales «La ciudad y la pandemia» organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC).

Para Ponce de León, la responsabilidad no es solo del Estado, sino de todos, ya que no habrá un final feliz. Además, este año y el próximo, se presentará un sucesión de epidemias, a manera de olas y las cuales deberemos enfrentar.

Por ahora, la apuesta es desarrollar medicamentos efectivos y, con el tiempo, contar con una vacuna la cual «será nuestra mejor herramienta para un futuro menos complicado».

El mensaje debe ser correcto y contundente

El coordinador del PUIS señaló que el mensaje a nivel político debe ser correcto, contundente, coherente y claro e hizo referencia a la recomendación que el cientifico mexicano Mario Molina hizo sobre el uso del cubrebocas y así evitar la propagación del virus “se trata de un mensaje importante, es algo que tiene que cambiar y tenemos que ser agentes de la promoción de este cambio”.

Para Ponce la responsabilidad de usar el cubrebocas es parte del mismo individuo como hacía los demás, por lo que colocarse bien una mascarilla y hacerla parte de nuestra vida práctica es muy importante para evitar expeler y recibir gotas que producimos al hablar, toser o estornudar, ya que estas son principales agentes de contagio.

Además del uso del cubrebocas, existen otras medidas para evitar contagios que el experto compartió. Como la sana distancia, el estornudo de etiqueta y el lavado frecuente de manos, entre otros recursos.

El cubrebocas es muy recomendable sobre todo en transporte público, salones de clase, mercados, lugares públicos con aglomeraciones donde la posibilidad de aspirar microgotas con partículas virales se incrementa.

Por ahora «No tenemos inmunidad ante el SARS-CoV-2, aún no conocemos bien la respuesta inmunológica; suponemos que la mayoría de los infectados que se han recuperado desarrollarán anticuerpos por un periodo de al menos uno o dos años, pero se sabrá conforme llegue el tiempo de poder confirmarlo», señaló.

El objetivo es minimizar riesgos y consecuencias para dar evitar que el sistema hospitalario colapse.