Ley Maple: Presentan iniciativa para regular guarderías, entrenadores y paseadores de mascotas

Ley Maple: Presentan iniciativa para regular guarderías, entrenadores y paseadores de mascotas

La iniciativa nace ante la proliferación de negocios de cuidado de mascotas los cuales deberían ser regulados.

Tras el caso de los perritos Maple y Mixtli, así como la gatita Catipana donde murieron sin ninguna explicación luego de acudir a guarderías y supuestos entrenadores, dueños de estas mascotas decidieron presentar una iniciativa ante el Congreso de la Ciudad para regular todos estos establecimientos y actividades: guarderías, pensiones, entrenadores y paseadores de animales de compañía con el fin de que se garantice su seguridad y un servicio adecuado y para que los casos antes mencionados no se vuelvan a repetir con otros animalitos.

Adriana Mondrágon, Nydia Fernández y Héctor Lara, dueños de Maple, Mixtli y Catipana, así como el diputado local, Royfi Torres González, del Partido Asociación Parlamentaria Ciudadana (APC) decidieron presentar dicha iniciativa ante la proliferación de este tipo de negocios de cuidado de mascotas en la capital y así reformar diversas disposiciones de la Ley de Protección de los Animales.

A la Ley Maple la apoya más de 49 mil firmas en la plataforma Change.org, misma donde fue impulsada la solicitud para legislar a partir del caso que hoy lleva su nombre. La Ley Maple ya ha sido turnada a la Comisión de Bienestar para su aprobación y un posterior dictamen.

De acuerdo a los dueños de las mascotas fallecidas, la propuesta debe considerar con el fin de que los casos que vivieron ellos con sus mascotas, no se vuelvan a repetir.

Los Casos

Maple, fue llevado a un campamento canino, donde, antes de se cumpliera el tiempo que debería permanecer, se le aviso a sus dueños que había enfermado y llevado a un hospital veterinario, donde posteriormente murió.

En el caso de Mixtli, este perrito fue llevado en una segunda ocasión a una pensión, misma en la que un día después le fue notificada a su dueña que este se había perdido y dos días después, lo encontraron muerto en un lugar que ya había sido rastreado con anterioridad.

En el caso de la gatita Catapina, esta había sido llevada solamente a esterilizar, pero unas horas después, su dueño fue notificado que la gatita había sufrido un infarto.