En Jalisco ya preparan el regreso a clases presenciales para el 25 de enero; Asegura el gobernador

En Jalisco ya preparan el regreso a clases presenciales para el 25 de enero; Asegura el gobernador

Las clases presenciales serán optativas y los padres de familia decidirán si llevan a su hijo o no.

Si las condiciones son las adecuadas, Jalisco y sus escuelas estarían regresando de forma paulatina a las aulas a partir del próximo 25 de enero, así lo dio a conocer el Gobernador, Enrique Alfaro.

El regreso a las clases presenciales no será obligatorio, al contrario será de forma voluntaria y los padres de familia serán quienes decidan si envían a sus hijos o no, por lo que las clases a distancia continuarán siendo parte del esquema educativo.

“Las clases presenciales son optativas, es decir, si un papá no se siente seguro de que su hijo regrese a clases, no está obligado a mandarlo a clases, podrá tener una alternativa de educación a distancia para que se quede en casa”, señaló.

En cuanto a cuales serán las condiciones para que este regreso a clases sea posible, el gobernador de Jalisco indicó que se presentarán hasta el 11 de enero y serán determinadas según la situación en la que se encuentre el estado. Por ejemplo, para los municipios de riesgo podrán asistir el 100% de los alumnos cuatro días a la semana; mientras que en los de alto riesgo, el alumnado deberá ser solo del 50% y solo podrán asistir dos días por semana, con la finalidad de dar atención a todos.

Referente a los docentes, el gobernador explicó que se llevará a cabo una evaluación médica del magisterio con el objetivo de determinar quienes están en riesgo y seleccionar quienes sí y quienes no podrán regresar a las clases presenciales.

Además, los maestros formarán parte de los grupos prioritarios por lo que serán de los primeros en recibir la vacuna al igual que los médicos.

Para dar un seguimiento en las escuelas, se estarán aplicando mil 500 pruebas cada dos semanas durante los primeros dos meses después del regreso a clases. Esto se hará a partir del 18 de enero, fecha en la que se espera que los docentes ya se encuentren laborando.

En caso de detectar al menos dos casos de Covid en un mismo grupo, o área del plantel durante la misma semana, las labores tendrán que ser suspendidas por 14 días.