Descubren una nueva especie de araña violinista nativa de la CDMX, Tlaxcala y el EdoMex

Descubren una nueva especie de araña violinista nativa de la CDMX, Tlaxcala y el EdoMex

Se trata de la especie numero 38 de araña violinista nativa del país.

La primera araña violinista originaria de la región del Valle de México, fue descubierta por el académico del Instituto de Biología en la sede de Tlaxcala, Alejandro Valdez-Mondragón y sus alumnas Claudia Navarro, Karen Solís, Mayra Cortez y Alma Juárez.

Con el hallazgo de la denominada Loxosceles tenochtitlan y dos arañas más introducidas hace muchos años (Loxosceles reclusa y Loxosceles rufescens), México es la nación con la más alta diversidad de especies de este género en el mundo, ya que de las 140 que existen actualmente, 40 están presentes en el país. Esto equivale al 30 por ciento de las arañas de esta especie existentes en el planeta.

Araña Violinista nativa CDMX

Una especie diferente y nativa de la CDMX

El integrante del Laboratorio Regional de Biodiversidad y Cultivo de Tejidos Vegetales explicó que hace tres años el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología les otorgó un financiamiento para desarrollar un proyecto de Ciencia Básica acerca de taxonomía integrativa del género de araña Loxosceles, es decir, las denominadas arañas violinistas en México.

“Por medio de esta investigación, tratamos cuestiones de taxonomía, biología molecular, morfología y morfometría, conducta, distribución y otros aspectos relacionados con estas arañas; y la importancia de este trabajo es que, desde hace 35 años, no se había abordado la taxonomía del grupo en México”, subrayó el especialista.

Si bien, en México se cuenta con muchos registros de estas arañas, muchas de estas se confundían con la especie Loxosceles misteca, la cual es nativa de Morelos y Guerrero. Se trata de una araña morfológicamente parecida a la encontrada en el Valle de México. Al principio se pensó que había sido introducida a esta región a través del traslado de plantas de ornato; sin embargo, cuando se realizaron estudios de biología molecular de ambas especies, se encontró que L. tenochtitlan es completamente diferente a L. misteca.

Además, se le hicieron estudios de morfología tradicional y geométrica con lo cual descubrieron que era una especie diferente y la única nativa que fue ubicada en Ciudad de México, Estado de México y Tlaxcala.

A simple vista, esta araña puede identificarse gracias a que no es de un color llamativo, sino que sus tonos son de café oscuro y marrón, y a diferencia de otras especies de Loxosceles en el país, tiene el patrón dorsal característico de esta especie muy marcado, el violín.

Para evitar tenerlas en nuestro hogar

Las arañas de esta especie son bastante tímidas y como la mayoría de las especies en el mundo, evitan el contacto humano, sin embargo si se sienten amenazadas reaccionan mordiendo como mecanismo de defensa.

Para evitar darles las condiciones optimas para que se establezcan, lo mejor es mantener limpio, no tener escombros, basura o bodegas donde se encuentren objetos acumulados. Ya que las arañas se sentirán atraídas por los insectos que se acumulan en estos lugares.

Araña Violinista nativa CDMX

Las arañas son de hábitos nocturnos y errantes, podemos encontrarlos entre la ropa, los zapatos o en una cama y es ahí donde se dan los accidentes.

¿Cómo sabemos que fuimos mordidos por este arácnido? su mordedura tiene características muy comunes porque empieza con una llaga que se torna morada y alrededor es rosado. Sin embargo, identificar el cuadro clínico puede resultar difícil, porque cuando se da la mordedura muchas veces no duele y puede confundirse con una infección cutánea, picadura de insecto o urticaria producida por una planta.

Por eso es recomendable que si se ve a la araña cuando muerde, lo mejor es recolectar el ejemplar para saber a que especie pertenece y acudir al médico para el tratamiento adecuado.

Con información de Gaceta UNAM.