Descubren restos del Palacio de Axayácatl debajo del Monte de Piedad

Descubren restos del Palacio de Axayácatl debajo del Monte de Piedad

El Programa de Arqueología Urbana descubrió pisos de lajas de basalto, correspondientes a un espacio abierto de las Casas Viejas de Axayácatl, tlatoani de Tenochtitlan, entre 1469 y 1481.

En este hallazgo arqueológico del INAH, también se encontraron vestigios de la morada del conquistador, la cual fuera sede posteriormente del primer Cabildo de la Nueva España y del Marquesado del Valle de Oaxaca.

Foto: INAH

El interior de las Casas Viejas de Axayácalt fueron testigos de algunos de los episodios más decisivos de la conquista del México-Tenochtitlan, incluyendo la muerte del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin, dada posiblemente el 29 de junio de 1520.

El descubrimiento fue hecho por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), vestigios del palacio prehispánico y los restos de una casa bajo las órdenes de Hernán Cortes, la cual fue construida con la reutilización de los materiales del edificio tenochca.

Tesoros debajo del Monte de Piedad

Para los arqueólogos, no es ningún misterio que bajo los pisos del Nacional Monte de Piedad, uno de los edificios más emblemáticos del primer cuadro de la Ciudad de México y ubicado a un costado de la Catedral Metropolitana, se hayan encontrado estos cimientos del Palacio de Axayácatl, el cual se convertiría en la morada de la comitiva de Cortés a su llegada al corazón de Tenochtitlan.

Foto: INAH

En las últimas dos décadas y gracias a obras de rehabilitación en la institución, varios expertos del INAH han aprovechado para encontrar retazos de la antigua residencia del padre de Moctezuma II, cuyos descubrimientos más recientes han sido registrados por las intervenciones arqueológicas encabezas por Raúl Barrera Rodríguez y José María García Guerrero, responsable y colaborador, del Programa de Arqueología Urbana (PAU).

El salvamento arqueológico se dio entre los primeros días de septiembre de 2017 y mediados de agosto de 2018, luego de una inspección con motivo de los trabajos emprendidos en la mitad norte del inmueble histórico. Los hallazgos se concentraron en la patio principal y un cuarto adyacente. Actualmente, el proyecto continúa en su fase de investigación.

Gracias a estas excavaciones, se dio el hallazgo de los pisos de lajas de basalto, los cuales debieron integrar parte de un espacio abierto del Palacio de Axayácatl, gobernante que dirigió los destinos de Tenochtitlan entre 1469 y 1481.

Además, del periodo virreinal temprano (1521-1620 d.C.), se registraron los restos de una casa ordenada por Cortés. Este espacio, el cual fue habitado por el español algunos años, se convertiría en la sede del primer Cabildo de la Nueva España (1525) y del Marquesado del Valle de Oaxaca, concedido al conquistador cuatro años después.

La intervención arqueológica

Raúl Barrera, responsable del PAU y su colaborador José María García, excavaron 12 pozos de sondeo (de 2 metros por lado y 1.50 m de profundidad) en torno al patio principal del Nacional Monte de Piedad, en este lugar se efectuaban obras para reforzar las columnas que lo delimitan y soporta el primer nivel del edificio.

A través de estos pozos, en los lados norte, este y oeste, fueron localizados restos de un muro de piedra y argamasa (de 1.50 metros de alto por 1.25 m de ancho), este sirvió de cimiento y desplante para una serie de columnas del inmueble que fuese edificado hacia 1755, esto permite deducir que el patio central era originalmente más amplio.

Foto: INAH

Las principales sorpresas de este hallazgo se encontraban en el cuarto adyacente, gracias a que los arqueólogos del PAU tuvieron la oportunidad de llevar a cabo una excavación extensiva, permitió ubicar los restos de una habitación hecha con sillares de basalto y tezontle (de 5 por 4 metros). Análisis posteriores, lograron concluir que ésta fue la morada de Hernán Cortés, una vez caía México-Tenochtitlan en 1521.

Por debajo del firme de la casa cortesiana, a más de 3 metros de profundidad, se detectaron los restos de otro piso de lajas de basalto, pero de época prehispánica. Dadas sus características, los expertos sostienen que formó parte de un espacio abierto del antiguo Palacio de Axayácatl, probablemente, un patio.

Algunos de los materiales diagnósticos, los cuales permiten fechar de forma preliminar estos hallazgos, son restos de cerámica prehispánica y colonial, cuyos tipos (estilos) corresponden a los periodos históricos referidos: Azteca III: Anaranjado Monocromo, Negro sobre Anaranjado y Loza Texcoco Bruñida; además de loza vidriada y mayólica española y novohispana.