Descubren restos arqueológicos a las afueras del Panteón San Fernando

Descubren restos arqueológicos a las afueras del Panteón San Fernando

Está sería la primera vez que se lleva a cabo un hallazgo de este tipo en el lugar.

Un equipo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) llevo a cabo el hallazgo y recuperación de 17 enterramientos que datarían del siglo XIX, este descubrimiento se dio durante la inspección de obras públicas que se llevan a cabo en las inmediaciones del Panteón San Fernando.

Está sería la primera vez que se lleva a cabo un hallazgo de este tipo en el lugar.

Los entierros fueron localizados bajo el piso de la acera frontal del panteón durante la supervisión de labores que lleva a cabo la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México para la introducción de cableado eléctrico, indicaron la coordinadora de las excavaciones arqueológicas, Nancy Domínguez Rosas, y el antropólogo físico Eduardo García Flores, adscritos a la Dirección de Salvamento Arqueológico.

Para llevar a cabo la instalación del cableado, se levantó la piedra braza que cubre la banqueta en el tramo de la calle Héroes a la Plaza San Fernando, fue aquí donde se descubrieron los entierros a una profundidad de 27 a 80 centímetros. Dichos enterramientos contenían los restos removidos de varios individuos inhumados dentro del recinto funerario, cuya extensión original en el siglo XIX abarcaba hasta lo que hoy es la calle San Fernando.

Los especialistas encargados del descubrimiento destacan que es la primera vez que se reporta el descubrimiento y rescate de entierros correspondientes al Panteón de San Fernando, ya que otros salvamentos arqueológicos habían permitido dar con contextos similares en otros panteones de la época, como lo son el Panteón en Santa Paula, Santa María la Redonda y los Ángeles, todos ellos ubicados en lo que era el límite norponiente de la ciudad.

El Panteón de San Fernando fue edificado en 1832, sustituyendo al camposanto que se extendía en el atrio del templo para servicio de los frailes del Colegio Apostólico de San Fernando de Propagan Fide. El nuevo panteón cuente con 600 fosas, los cuales fueron destinados a personajes de alta jerarquía, pero debido a distintos brotes epidémicos como el cólera, hicieron que el espacio funerario se hiciera pública.

Por lo que no se descarta que los restos óseos correspondan a victimas de estos eventos epidémicos.

‘Es llamativo que este descubrimiento se dé mientras atravesamos por una contingencia sanitaria nuevamente, revelándonos cómo la sociedad de cada tiempo ha hecho frente a las emergencias sanitarias modificando sus estructuras socioeconómicas, culturales y religiosas, lo que se refleja en los patrones de enterramiento. Desde nuestras disciplinas: la arqueología, la bioarqueología y la antropología física, recuperamos esta identidad desde el presente’, señaló Eduardo García Flores.

Imagenes e Información: INAHmx