Ahí viene el agua: Huracán ‘Grace’ traerá fuertes lluvias a la CDMX

Ahí viene el agua: Huracán ‘Grace’ traerá fuertes lluvias a la CDMX

Las lluvias podrían comenzar desde este viernes por la tarde y continuar aumentando su intensidad durante todo el sábado.

Toma tus precauciones porque el Huracán ‘Grace’ podría estar llegando a la Ciudad de México con fuertes lluvias, así lo informó el coordinador general de Sistemas de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Rafael Bernardo Carmona.

Aunque respecto a los pronósticos estos podrían cambiar de un momento a otro, por lo que hay que estar pendientes y sobre todo llevar a acciones de protección y precaución en la población.

‘A las 7 horas del día de este 20 de agosto el fenómeno alcanzó la categoría huracán número 1 que puede llegar a tocar tierra en las costas de Veracruz hacia la media noche de este sábado a domingo, se estima que a la 1 de la mañana del sábado 21 de agosto el fenómeno entre a través de las costas de Veracruz como huracán 1 y que avance rápidamente hacia interior del país de tal manera que a las 13 horas de mañana sábado ya como tormenta tropical puede llegar a la parte norte del Estado de México con una banda de influencia que abarcaría totalmente nuestra ciudad, el Estado de México, gran parte del estado de Puebla y el estado de Hidalgo y hacia el domingo estaría saliendo hacia el Océano Pacifico a través del estado de Michoacán.’

Es así que se espera que para este viernes por la tarde, en la capital y el Estado de México se presenten lluvias fuertes de 25 a 50 milímetros, por lo que habrá que tomar las acciones necesarias.

De acuerdo al informe, las lluvias más intensas se darán mañana sábado, pudiendo ser continuas desde la tarde de este viernes y llegando a intensidades de 50 a 75 milímetros. En caso de que el pronóstico se cumpla, las lluvias podrían disminuir su intensidad hasta el domingo y terminen durante la mañana de ese día.

Para ello, se presentaron las acciones que se llevarán a cabo con tal de atender las posibles afectaciones, que van desde encharcamientos, hasta caída de árboles, o cableado eléctrico. Se reforzará el puesto del mando del C5 con un monitoreo permanente en las zonas donde se dan más los encharcamientos e inundaciones.

También se contará con albergues disponibles y se llevará a cabo el reforzamiento del desazolve de drenaje, así como un operativo especial de retiro de basura.